Peña Vargas venta online
cabecero de forja de Peña Vargas

-Cabeceros de forja y latón Peña Vargas-

Distribuimos la marca Peña Vargas desde hace 27 años

Web dedicada a la venta de cabeceros y camas Peña Vargas. Adquiriendo estos productos a través nuestro se beneficiará de:


VEA LOS PRODUCTOS ORGANIZADOS POR FAMILIAS:


INFORMACION DE INTERES:

acabados Peña Vargas

Medidas

acabados Peña Vargas

Acabados

acabados Peña Vargas

Acabados

acabados Peña Vargas

Acabados

Montaje cabecero de forja Peña Vargas

Anclaje de cabecero

montaje cama de Peña Vargas

Montaje de cama

Montaje cama Bulería de Peña Vargas

Detalles cama

Garantía de Peña Vargas

Garantía y mantenimiento


ASÍ SE HACEN:

-En una de nuestras visitas a las instalaciones de la fábrica pudimos ver algunos procesos de manufactura, especialmente el acabado Pan de Plata, uno de los más laboriosos de aplicar. Agradecemos a la dirección de la empresa la gentileza de permitirnos publicar aquí algunas fotos y detalles.

Acabado Pan de Plata:

-Se aplica a todo el cabecero una imprimación de base para que la lámina de pan de plata quede perfectamente fijada.

-Luego se van aplicando a mano finísimas láminas de pan de plata y se presionan para que queden pegadas.

-Finalmente se retiran los restos de la lámina que no quedaron pegados y se repite la operación sucesivamente hasta completar toda la superficie del cabecero. Este proceso lleva al artesano entre 4 y 5 horas cuando lo efectúa en un cabecero de matrimonio.

-Agrupados los cabeceros terminados se les aplica una capa de barniz protector, y es endurecido en horno a temperatura controlada. Este útimo proceso es esencial para que el acabado permanezca intacto para siempre.

Cabeceros de forja maciza:

Fabricados utilizando como materia prima barras macizas de hierro, se calienta el metal hasta una temperatura aproximada de 900ºc para darle la forma deseada, moldeando el material a golpe de martillo.

Para la ejecución ciertas formas o perfiles los maestros artesanos se valen de plantillas previamente diseñadas.

El proceso de forja con calor alterna el calentamiento de las piezas para que el metal sea maleable, con el enfriamiento a temperatura controlada para porporcionar al material el temple necesario.

Las distintas piezas que conforman el cabecero son soldadas entre sí, y una vez terminada la unión se aplica el acabado final deseado. Este acabado puede ser una pátina grafito más barniz incoloro aplicado directamente sobre el metal (Forja Natural), o una laca de color con una capa de pátina encima: Azul Indigo Decapé, Blanco Anticuario, Magenta Pátina, etc.

En la segunda foto se aprecian las diferencias entre un producto forjado por Peña Vargas con sus cambios de forma y grosor, y un producto de otra marca curvado en frío mediante el simple doblado de tubos y varillas de metal.

Cabeceros de forja y acero:

Fabricados con tubo hueco y varilla maciza de acero. Se forma cada pieza en frío curvando el material según el diseño del cabecero a fabricar.

Luego las distintas piezas lisas se unen mediante piezas decorativas de aluminio fundido sobre ellas. Una vez terminado se aplica el acabado, que será siempre una base de laca de distintos colores con una segunda capa de pátina... Azul Indigo Decapé, Blanco Anticuario, Magenta Pátina, etc.

Este modo de fabricación no deja huellas de golpes y su acabado ha de ser siempre lacado.

Cabeceros de latón:

Hechos con latón 100%, barra maciza, tubo hueco, y piezas de fundición. Para su fabricación no se emplean metales recubiertos de baños metálicos ni pinturas imitando el color del latón.

Hay tres tipos de elementos que forman estos cabeceros:

1) Las piezas largas que se moldean y curvan en frío mediante curvadoras de rodillos.

2) Las piezas de remate/adorno que se fabrican vertiendo latón fundido en moldes de arena.

3) Las piezas unión como bolas, codos, llaveros, etc. que se tornean y mecanizan a partir de una pieza de latón macizo.

Fabricada cada una de las piezas se unen entre sí mediante espárragos de acero roscados, evitando emplear la soldadura en el proceso.

El acabado se realiza puliendo el latón a mano hasta obtener el brillo espejado, o cepillándolo con materiales abrasivos y aplicando luego una pátina para conseguir el aspecto envejecido del Latón Anticuario.

Finalmente cada uno de los cabeceros se protege con barniz incoloro endurecido al horno, el cual garantiza la estabilidad del acabado.